close
Menu

Lamusa y Servicios, medio siglo en los polígonos industriales del Alto Aragón

La empresa oscense Lamusa y Servicios (Concesionario Oficial John Deere en Aragón) nacía a comienzos de los años 70 del siglo pasado, sumando una trayectoria de casi medio siglo de presencia en los polígonos industriales del Alto Aragón. Primero en la ciudad de Huesca (en el Polígono Monzú), y más tarde en Sariñena y en Binéfar (en el Polígono El Sosal).

Su presencia en la provincia de Huesca no se limita a estos centros de atención al público sino que también cuenta con una red de talleres oficiales con el fin de dar servicio a los agricultores y ganaderos de todo el territorio altoaragonés.

También cabe apuntar que este Concesionario Oficial John Deere en Aragón cuenta con instalaciones en otros muchos polígonos industriales de Aragón. Sirvan de ejemplo los centros de atención al público de Villanueva de Gállego, Ejea de los Caballeros y La Almunia de Doña Godina, en la provincia de Zaragoza; y de Calamocha (Teruel).

Jorge Sopena, gerente de Lamusa y Servicios, considera importante dotar a los polígonos industriales de todos los servicios necesarios para que las empresas puedan desarrollar su actividad con plena competitividad.

Indica que es esencial contar con equipamientos comunes en condiciones, una buena señalización, y conexiones telemáticas avanzadas, que permitan una conectividad propia del momento presente.

Precisamente la conectividad es uno de los puntales de la nueva agricultura, ya que a través de ella se puede recabar información en cada parcela de cultivo, generar mapas de rendimiento, y facilitar la toma de decisiones (a la hora de sembrar, fertilizar, realizar tratamientos fitosanitarios,…).

En la actualidad lo mismo que se habla de maquinaria se hace referencia a la tecnología. Y lo mismo que se personaliza la maquinaria de acuerdo con las características de la explotación se hace lo propio con la tecnología que equipan las máquinas.

El término personalización adquiere una nueva dimensión en la agricultura, ya que Lamusa y Servicios no sólo vende tractores sino que vende el tractor de cada agricultor, adaptado a su explotación.

Y lo mismo ocurre con el resto de servicios: Mantenimiento, financiación,… También es importante recalcar el término servicios, porque, como dice Jorge Sopena, en Lamusa y Servicios nos hemos convertido más en proveedores de servicios que de productos.

Y es que hoy en día se intenta prever todo en una empresa agraria, y ello por medio de acciones proactivas, en lugar de acciones reactivas.

Lamusa y Servicios acompaña en la toma de decisiones del agricultor: Financiando y comprando maquinaria y tecnología, en la previsión de los costes operativos, en el mantenimiento de la maquinaria, y en el aprovechamiento de todos los recursos que ofrece lo que se ha dado en llamar como agricultura inteligente.